El desafío actual. Vivimos en un mundo cada vez más globalizado, donde grandes beneficios pueden llegar a los últimos rincones del globo, pero que al mismo tiempo confunde y presenta grandes desafíos para la gente joven. Debido a los enormes cambios culturales y la interrupción de las formas tradicionales de transmitir los valores, los problemas de los jóvenes de hoy tienen sus raíces en la falta de entender los valores universales y como vivirlos. Muchos de los males de nuestras sociedades nacen en la falta de presencia… física o afectiva… de los padres y por tanto de falta de modelos masculinos. Junto al bombardeo desde los medios de comunicación de mensajes materialistas y de anti-valores, esta falta lleva a problemas existenciales que en demasiados casos se traducen en los azotes de la drogadicción, la violencia y el sexo irresponsable, causando un círculo vicioso que socaba muchos segmentos de nuestras sociedades.

Aprendiendo a Querer® es diseñado para preparar eficazmente a niños y adolescentes a desarrollar su deseo innato de ser personas de bien y significado, dotándoles de las herramientas que necesitarán, para encarar con felicidad las situaciones de su juventud y preparar sus futuros. Frente a un mundo en transformación rápida, los jóvenes han de manejar una cantidad creciente de estímulos tecnológicos y sociales. De un lado, todas las novedades para interconectarse virtualmente en realidad los desconecta de la interconexión humana real. Por otro lado, tienen la necesidad de prepararse para un mundo cada vez más abierto donde estas ventajas traen una inteligencia colectiva, empoderamiento, una conciencia global y la posibilidad de la colaboración internacional. Para esto los jóvenes necesitan valores de base para manejar todos estos cambios y aplicarlos para su propio beneficio y el de la sociedad.

Aprendiendo a Querer® utiliza el diseño al revés o backwards planning y un andamiaje que lleva nuestros niños y adolescentes a aprender a vivir sus valores a través del pensamiento sinérgico, creando así la adquisición para la vida de esos valores vividos que les enaltecen sus vidas, llevándolos a la felicidad y realización.