Rosmery Féliz Calderón
Santo Domingo

Con el objetivo de aportar a la educación para que esta se pueda desarrollar de una manera diferente, limpia y con mejores valores, se ha creado  la Alianza Latinoamericana para la Familia (Alafa), la cual trabaja con el programa educativo “Aprendiendo a querer”.

Se trata de un proyecto que busca guiar a los niños y jóvenes a entender, apreciar y adoptar valores universales.

“En este programa se educa a los niños y jóvenes en valores, democracia, en el desarrollo de la personalidad y la sexualidad”, expresa Edgar García representante del proyecto, el cual nació en Venezuela.

Agrega que dependiendo de cada edad, se consideran temas como la familia, la amistad, el romance, el amor y el matrimonio.

“Tratamos de emitir valores como la lealtad, el compromiso, la perseverancia, el respeto, el juego limpio, el trabajo en equipo, comportamientos democráticos y sobre ciudadanía”, explica García.

Asegura que el programa hace que los jóvenes reflexionen acerca de sus decisiones y las consecuencias que estas traen.

Este programa se ha expandido a otras regiones como Reino Unido, Brasil, España y Argentina.

“Estamos en 18 países de Latinoamérica, Europa, África y Asia y los programas tienen traducción a otros idiomas como el inglés (para americanos y británicos), portugués, coreano, se está traduciendo al francés, húngaro, polaco, croata, y se están haciendo las negociaciones para traducirlo al árabe”, afirma García.

Estos materiales son guías prácticas para los estudiantes y los maestros.

“Nuestro programa hace un énfasis en lo que tiene que ver con el desarrollo psicosexual de las personas”, dice el representante de esta organización en el país.

Denitze Veludo, representante del proyecto, explica que también se busca defender la dignidad de la vida, del ser humano desde su concepción hasta su muerte.

Sobre los libros
Estos manuales presentan la historia de un grupo de amigos que enfrentan diversas situaciones de la vida diaria mientras van creciendo.

A partir del libro ocho se hace énfasis en lo que tiene que ver con el desarrollo psicosexual de las personas.

Veludo agrega que la organización de las personas se halla en la construcción de la familia y por eso vinculan el tema de la construcción de familia con el desarrollo del capital social del país.

García y Veludo afirman que en el programa no se enseña religión ni partidismo político, sino la política de buscar el bien común.

Dicen que los colaboradores son personas que han participado y se han vinculado desde distintas áreas del saber: psicólogos, psicopedagogos, sociólogos e interesados en el fortalecimiento de la familia.

CONSTRUCCIÓN DE UN PROYECTO DE VIDA
INTREGACIÓN DEL SER
El programa “Aprendiendo a querer” está basado en 13 libros que pueden ser utilizados dentro o fuera de las escuelas. Los títulos abarcados son:

– “Empiezo a conocerme”, para preescolar, y desarrollo de temas de conocimiento corporal.

– “Estoy creciendo feliz”,  “Somos un gran equipo” y ‘“Qué bueno es compartir”, para niños desde los cinco hasta los 9 años.

– “Diferentes y complementarios”,  “¡Amigos!”, “Vamos hacia la madurez” y “Construyendo mi personalidad 2.0” que son para jóvenes de nueve a 13 años.

– “Construyendo mi futuro”, “Hecho para amar 2.0”, “Mi futuro es importante hoy 2.0”,  “Frente a las grandes decisiones” y “Listos para el futuro” están diseñado para chicos de 13 a 18 años.

En estos libros se encuentran los personajes “Carlos y Alicia”, que van creciendo de acuerdo al desarrollo evolutivo de los niños. Estos personajes se mantienen en la serie y todo lo que les va sucediendo junto a sus familias, amigos y su entorno, es lo que le puede ocurrir en la vida cotidiana a los estudiantes en estas edades.

“Estos libros no adelantan ni atrasan el proceso de desarrollo. Van narrando las cualidades, habilidades y capacidades que pueden desempeñar y asumir los alumnos en los diferentes procesos de sus vidas”, asegura Denitze Veludo.

Educación con amor 02